Voluntariado Corporativo, una opción para la Responsabilidad Social Empresarial.

En los últimos años la importancia de atender o contribuir a disminuir los problemas sociales que se han presentado, ha incrementado; por ello para muchas empresas emergentes o ya consolidadas ha sido fundamental regirse por una gestión de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), pues además de que aporta credibilidad, se ha vuelto un factor que influye en la comercialización de productos o servicios al mismo tiempo que otorga un mayor reconocimiento respecto a la competencia.

responsabilidad social empresarial

La RSE es una forma de gestión y de hacer negocios en la cual las empresas no sólo se interesan por el impacto de su operación sobre la sociedad o el medio ambiente, sino que se preocupan por cada uno de los grupos con los que tienen relación y la manera en que afectan ya sea positiva o negativamente, guiándose de forma ética, estableciendo valores dentro de su organización y contribuyendo al fortalecimiento del bien común.

Una de las acciones que las empresas han implementado en su gestión de Responsabilidad Social Empresarial  es el Voluntariado Corporativo que es una expresión de la  Responsabilidad Social en donde existe una participación o alianza con alguna institución que apoye causas sociales o ambientales, generando un compromiso mutuo. Esto consiste en un apoyo que los colaboradores de las empresas realizan, en algunos casos motivados por la misma empresa, apoyando a realizar alguna actividad que sea de interés para los colaboradores o con la colecta para donar artículos o dinero; esto se puede realizar durante un periodo de tiempo o una sola vez.

Debido al gran impacto que ha generado la RSE en las empresas, muchas han optado por adoptar este tipo de gestión, por tal motivo cada vez más empresas toman la decisión de realizar actividades de voluntariado con alguna institución.

En la actualidad, muchas organizaciones y/o fundaciones han surgido para atender a los problemas con los que nos enfrentamos, apoyando para tratar problemáticas en temas como lo son la salud, el analfabetismo, la orfandad y el  medio ambiente, entre otras. Recordemos que la RSE se preocupa por disminuir el impacto en la sociedad en la que la empresa se desarrolla.

Implementar este tipo de estrategias no sólo fortalece el compromiso con la RSE sino, que mejora la convivencia y los valores que los colaboradores tienen fortaleciendo la relación, comunicación, trabajo en equipo, motivación, etcétera, fomentando así un mejor clima laboral al transmitir los valores por los que se rigen, a sus grupos de interés. No hay que olvidar que estas medidas también inspiran mayor confianza en los procesos de la empresa, la relación con la comunidad en donde operan y motivan a otras empresas a optar por estrategias similares basadas en una gestión de RSE.

Para realizar un plan de voluntariado dentro de una empresa es necesario seguir una serie de pasos que nos ayudará a que el plan se desarrolle de manera efectiva.

  1. La empresa debe perseguir un bien común, por ello es necesario que como equipo se reflexione sobre qué asunto les gustaría contrarrestar. La gestión de Responsabilidad Social Empresarial también debe coincidir con nuestras motivaciones, pues podría llegarse al punto de contradicción que pondría en duda el compromiso que se tiene.
  2. Generar un plan de acción, tomando en cuenta el presupuesto, alternativas que se adecuan al objetivo que se tiene, tiempos, etcétera. Para esto será de gran ayuda tener un equipo que se encargue de reunir la información para que la pueda presentar a la dirección.
  3. Poner en marcha el plan de acción que se contempló previamente, no hay que olvidar que no es necesaria la participación de todos los colaboradores, sino de aquellos que deseen hacerlo.
  4. Difundir los resultados obtenidos y generar nuevos objetivos, en caso de que el voluntariado sea por un periodo más largo, sin salir de la idea principal que se planteó. Por ejemplo, si se realiza un voluntariado para la reforestación de un parque, el próximo objetivo podría ser reforestar un bosque. La RSE es un trabajo conjunto dentro de la empresa y la difusión de las experiencias generará mayor motivación entre los colaboradores.

Como se ha mencionado, el voluntariado corporativo es una alternativa que ayuda demasiado a reafirmar el compromiso con la RSE, sin embargo, no por ello se debe utilizar con fines distintos. Una gestión basada en la Responsabilidad Social Empresarial es un compromiso muy importante que se debe mantener, que debe estar  basado en una filosofía previamente estructurada, fundamentada por los valores por los que se guía la empresa.

En el momento en que se decida realizar un compromiso basado en el voluntariado corporativo con alguna institución, la empresa debe tener siempre claro que no deben existir intereses de cualquier índole, por parte de ninguna de las partes, también es importante evitar que sólo se obtengan beneficios para alguna de las partes. Otro aspecto que hay que tener muy en cuenta es que por ser un compromiso, el apoyo para la institución tiene que ser constante y justo, los resultados deben ser percibidos y comunicados a ambas partes, además de tener una buena organización para dar seguimiento a los proyectos que la empresa quiera apoyar dentro de la institución.

Como se ha visto, el voluntariado corporativo es una estrategia que se apega demasiado a los objetivos de la RSE siendo un buen paso para abrir el camino hacia una gestión de RSE, otorgando beneficios a la empresa y a los colaboradores, fomentando el trabajo en equipo, el liderazgo, la interacción y comunicación.