¿En qué consiste el Reporte GRI?

La Iniciativa de Reporte Global o, como dicen sus siglas en inglés, GRI (Global Reporting Initiative) es una organización que fue creada en el año de 1997, con el objetivo de proporcionar a las empresas una guía para la elaboración de un informe de sustentabilidad para, con ello, mejorar la calidad, rigor y utilidad de los reportes de sustentabilidad para que, de esta forma, adquieran una complejidad y contenido similar al que tiene un reporte financiero. El principal objetivo de este reporte consiste en ayudar a diversas organizaciones a entender el impacto social, económico y ambiental que tienen las diferentes empresas en cuanto a diversos temas, como lo son el cambio climático, los derechos humanos, la corrupción, entre muchos otros más.

El reporte GRI permite que las empresas comuniquen cómo y en qué forma están contribuyendo al desarrollo sustentable de su localidad. El objetivo principal del GRI es crear a nivel global un cambio, que puede darse a través de la transparencia, para que las empresas comiencen a trabajar de una manera en la que se tenga en cuenta el impacto que tienen en la sociedad y en el medio ambiente, y así poder tomar un camino enfocado hacia la sostenibilidad económica.

reporte GRI

Los beneficios de las empresas que elaboran un reporte GRI son:

  • Un mejor entendimiento de las áreas de riesgo y oportunidad.
  • Reducción de costos.
  • Ser más eficientes en sus operaciones y en la de sus colaboradores.
  • Mitigar el impacto de sus operaciones con el medio ambiente.
  • Medir el desarrollo de la empresa, así como poder compararlo con otras empresas competidoras.
  • Mejorar la imagen de la empresa ante sus clientes y ante el público en general.
  • Permitir que los stakeholders puedan ver el valor real que tiene la empresa.
  • Demostrar de qué manera la empresa influencia y es influenciada por las expectativas sobre el desarrollo sustentable.

Las empresas que desean reportar a través de los estándares marcados por Global Reporting Initiative (GRI), deben asegurarse de cumplir con los siguientes principios:

  • Este concepto se refiere a que la información que la empresa presenta debe reflejar los puntos más relevantes sobre los impactos sociales, ambientales y económicos que sus actividades y sus operaciones generen, es decir, un impacto en sus grupos de interés. Entendiendo por grupos de interés o stakeholders como a los colaboradores, clientes, proveedores, la comunidad en general, el gobierno, socios y todos los que se encuentren involucrados de una u otra forma con la organización. Para cumplir con este punto, la organización debe realizar un estudio de materialidad, donde se identifique cuál es la participación de los grupos de interés en dicha empresa. Con esto se pretende, aparte de identificar a los principales de grupos de interés y evaluar las expectativas que tienen con respecto a la organización, así como el contexto de sostenibilidad. Este principio se fundamenta en que la empresa identifique su postura con respecto al futuro y a las acciones que se tomarán en el área económica, social y ambiental.
  • Este concepto se refiere a que la información presentada debe ser concreta y lo suficientemente basta; en este sentido, la organización debe reportar de igual manera, tanto los aspectos negativos como los que sean áreas de oportunidad para la organización.

Con el fin de cumplir con los puntos previamente mencionados, las empresas que desean realizar su reporte bajo los estándares GRI, deben realizar un análisis de materialidad en el cual la empresa identifique a sus grupos de interés, sus necesidades, las expectativas, solicitudes y realizar la evaluación pertinente sobre el impacto que sus acciones y planes futuros que tenga en cada uno de estos. Es recomendable que este análisis de materialidad sea presentando en el informe, con el objetivo de que este sea fiable y se identifique el cómo se consiguió la información.

El GRI invita a las empresas a que la información que presenten sea equilibrada, comparable, precisa, periódica, clara y fiable, para que con ello las personas que tengan acceso a sus reportes tengan la certeza de que la organización está siendo transparente en su reporte; a continuación, se definen cada uno de los puntos previamente mencionados y que son de gran importancia para que la empresa gane credibilidad:

  • Equilibrada: El reporte debe contener tanto los aspectos positivos como los negativos de organización, esto habla de la transparencia y del compromiso de la empresa con realizar un reporte honesto, sin dejar fuera ningún tipo de información.
  • Comparable: La información debe ser consistente, de tal forma que los grupos de interés puedan compararla con otras organizaciones competidoras, o con la propia organización como era algunos años antes, para que, de cierta manera, se pueda realizar la evaluación comparativa sobre el progreso de la misma.
  • Periódica: La empresa debe comprometerse a presentar sus reportes de forma constante, a través del tiempo.
  • Clara: Los reportes de sustentabilidad deben ser claros para todo el público, ya que el lenguaje demasiado técnico o complicado puede causar que los grupos de interés no comprendan la información que se presenta en el informe.
  • Fiable: Debe ser justificado el origen de la información y cómo y de dónde se extrae la misma.

Cada día un mayor número de empresas se suman a la elaboración de reportes bajo los estándares de la GRI. El reporte GRI tiene como objetivo establecer estándares de informes homogéneos y comparables, por medio de la elaboración y la divulgación de directrices de informes de sostenibilidad reconocidas en todo el mundo.

En Nomitek ayudamos a las empresas a generar sus GRI, ya sea con asesorías, capacitación o nosotros generando todo el reporte. Si deseas que tu organización presente y apruebe este informe, llámanos y con gusto te asesoraremos.