Forma parte de la Responsabilidad Social Empresarial

Si quieres conocer los detalles y las características de la responsabilidad social empresarial quédate a leer este contenido, porque esta información sin duda es para ti.

Cada día nuevas empresas inician actividades con el objetivo de volverse líderes en los productos o servicios que ofrecen, sin embargo, esto no es tan sencillo y requiere años de trabajo, no obstante; cada día hay empresas que logran consolidarse en el mercado, lo que resulta muy benéfico para ellas, pero hay que tomar en cuenta que para conseguirlo, de una u otra forma han impactado el medio ambiente y la sociedad, por lo que quizás ha llegado el momento de que estas empresas se pongan a pensar en la manera de ayudar estos dos aspectos, no solo para remunerar o compensar un poco el daño, sino también para tener una mejor imagen ante clientes, proveedores y colaboradores, quienes pueden también participar activamente en actividades de apoyo y ayuda.

Las empresas que ya trabajan mediante el esquema de la responsabilidad social empresarial, no solo ayudan en estos ámbitos, sino que disfrutan de ser vistos como una empresa responsable y con mayor credibilidad, lo que les permite seguir manteniéndose en el gusto del público y continuar creciendo. Está comprobado que quienes buscan trabajo quieren pertenecer de preferencia a una empresa que trabaje bajo estos ideales.

Una compañía que vive día a día la responsabilidad social empresarial se preocupa por todos aquellos que se encuentran involucrados dentro de la misma, quienes puedes ser no solo colaboradores, sino también proveedores y hasta los mismos clientes. Pero para poder lograr beneficiar a estos grupos de alguna manera, es importante que la empresa trabaje primero en sus valores y en los objetivos que quiere lograr, y ver que estos favorezcan a todos los grupos antes mencionados. Cuando se trabaje bajo este objetivo se puede obtener múltiples beneficios que favorezcan a todos y no solo a la compañía.

Para hacer valer la responsabilidad social empresarial, las empresas y compañías que trabajan bajo este esquema, al menos una vez al año ponen manos a la obra e incentivan a sus colaboradores, clientes y proveedores a realizar tareas de voluntariado en las que todos pueden participar de manera activa. Las actividades que pueden llevarse a cabo para hacer el bien o apoyar alguna causa social o ambiental son infinitas, ya que siempre hay algo por hacer, incluso, una buena idea es que todos los involucrados en la compañía den ideas que puedan aportar algo a las comunidades cercanas y se sometan a votación, siempre con el objetivo de ayudar el área o zona que más lo necesite.

Gracias a esta iniciativa a la que cada día se suman más empresas es que se ha podido beneficiar a diferentes comunidades y al planeta en general, lo que es un orgullo no solo para las compañías, sino también para todos los que pertenecen a ellas.

Los beneficios que resultan de este programa no solo son para quienes lo reciben, sino que esto genera un ambiente mucho más armonioso dentro de la empresa, lo que a su vez permite que los colaboradores trabajen en un ambiente sano y armónico en donde todos trabajen en equipo y puedan aportar ideas e iniciativas siempre que se requiera.

Cualquier empresa que quiera llevar a cabo una actividad de voluntariado debe pensar primero en ciertos elementos importantes, el primero debe ir enfocado a las necesidades que pueden existir en las comunidades cercanas en donde se encuentra establecida la compañía. Hay que asegurarse de que el presupuesto con el que se cuente pueda ayudar de manera efectiva esta causa, de lo contrario, deben buscarse otras alternativas.

Es muy importante que la empresa reúna a todos los colaboradores y los motive a participar, no se trata de obligarlos, sino de que cada uno de ellos este convencido y feliz de participar en el proyecto, siendo conscientes en todo momento del bien común.

Por el otro lado, es indispensable que los valores que representen a la compañía se vean reflejados en las acciones de voluntariado, y que estos coincidan para que haya concordancia.

De ninguna manera la empresa o colaboradores deben tener intereses personales involucrados con el voluntariado, sino solo el de hacer el bien común y ayudar por medio de la empresa, ya que de lo contrario no se estaría cumpliendo con los objetivos para los que este programa está destinado.

Una vez realizadas las labores de voluntariado, la empresa debe dar a conocer el proyecto, el proceso y los resultados abiertamente y con orgullo, con la idea de volver a llevarlos a cabo en cierto período de tiempo. Aunque este evento se realice una vez al año por parte de la empresa, la planeación es un aspecto que debe tomarse muy en cuenta para que llegado el momento todo resulte conforme a lo esperado y nada quede de lado o surjan cuestiones no prevista, lo mejor es que todo el equipo esté preparado.

Ahora que ya conoces esta iniciativa y si eres empresario o jefe, sería muy bueno para la compañía y todos los que se encuentran vinculados con ella, que se uniera siendo así una empresa responsable y realizando acciones para el bien común, ya que como lo mencionamos al inicio de esta nota, todas las empresas de alguna u otra forma impactan a la sociedad y al medio ambiente, y es bueno compensar esta parte de alguna forma. Recuerda que siempre hay algo por hacer o alguien que necesita ayuda.

Cuando una empresa es socialmente responsable, los ciudadanos no estarán en contra de sus prácticas ni del trabajo que llevan a cabo cada día.

Los tiempos han cambiado y hoy en día cada vez son más las empresas que se preocupan por el bienestar de la sociedad en general, y por supuesto del medio ambiente.

En Nomitek siempre hemos creído en estos proyectos porque sabemos los beneficios que traen para todos, además de que son acciones muy responsables que se ponen en marcha dejando de pensar en uno mismo y preocupándonos por los demás.

 

Recent Posts

DEJA UN COMENTARIO